Aylés es el primer y único Pago de tierras aragonesas y es un proyecto familiar que surge en la década de 1980.

La finca tiene nada menos que 3.200 hectáreas y son el resultado de la reunificación  de distintas propiedades  que desde la Edad Media habían pertenecido a la llamada Finca Aylés., y que componen  una de las fincas privadas más grandes de Aragón.

La Finca Aylés se halla a 35 kilómetros de la ciudad de Zaragoza, y dentro de ella  se pueden contemplar unos  impactantes paisajes repletos de contrastes atravesados por el río Huerva.

En 1995, se plantaron las primeras 75 hectáreas de variedades autóctonas de uva como la Garnacha y Tempranillo, junto a las foráneas Cabernet Sauvignon y Merlot en sus tierras arcillosas, calizas y calcáreas.. Actualmente, la bodega zaragozana esta acogida a la Denominación de Origen Cariñena.

La primera documentación existente se remonta al siglo XII. Los monjes cistercences, a los que Alfonso II entregó este territorio en 1165 para su cultivo, vendimiaron las primeras uvas que produjo este paraje. La tradición y el aprovechamiento de sus especiales características para el cultivo del viñedo se prolongaron durante 5 siglos a manos de la nobleza y fue Blasco Fernández de Heredia el primer propietario de la finca no perteneciente al clero.

Después de 7 años inmersos en un proceso de estudio del suelo y de las características que lo distinguen del entorno, en octubre de 2010 recibieron el reconocimiento oficial como Vino de Pago, convirtiéndose en el primer vino de Pago de Aragón.

A pesar de esto,  la bodega es de reciente creación (1998) y en ella se aúnan la sabiduría del paso del tiempo, el buen hacer de hoy y un equipo humano joven y emprendedor. Pago de Aylés ha incorporado nuevos logos, etiquetas y tipografías para las etiquetas de la nueva serie de vino de Pago. Cada letra representa un tipo de vino.

 

  • La “A”. Tinto Joven, pero complejo.
  • La “Y”. TINTO Bacchus de oro den 2013
  • La “L” Primer rosado de Pago de España
  • La “E” Tempranillo de la parcela “50” se puede considera vino de finca
  • La “S”. Garnacha. El 2015 fué Premio alimentos de España a l mejor vino de 2018
  • El “3 de 3000” Tres hectáreas de las tres mil se seleccionan para este vino.

Y serán los que se caten en la Cámara de Comercio este viernes.