Bodegas Tobía. Un sueño magníficamente plasmado.

 

Comenzamos el curso este próximo viernes con una bodega que reconozco que es una de mis debilidades de Rioja Alta.

La historia de Tobía es la varias veces vista donde un hijo con pasión,  formado y con ideas claras, toma las riendas de un proyecto familiar revolucionando  el negocio.

Fue en 1994, hace un cuarto de siglo, cuando Óscar Tobía, ya  en posesión del título de Ingeniero Agrónomo y el de Master en  Viticultura y Enología, apuesta por dar nuevos aires a la  vieja bodega familiar en San Asensio.

Como primera innovación,  en 1996 saca al mercado  el primer rosado fermentado en barrica de España bajo el nombre “Alma de Tobia” y fue hace unos años cuando probé su Tobía Selección 2009 que me dejó tan impresionado como inquieto por no haber descubierto esta Bodega antes. Desde entonces hemos realizado un seguimiento  de la citada Bodega y a día de hoy hemos conseguido que nos presenten sus vinos el próximo viernes 18  a las 18:00 en la Cámara de Comercio.

Más que interesante cata  para un sumiller, con un reserva y un crianza que considero una muy buena opción de carta junto al resto de vinos que cataremos de la mano de su autor Oscar Tobía

 

– Tobía Selección de Autor 2016

– Tobía Luz de Luna 2018 (rosado)

– Óscar Tobía Reserva 2015

– Óscar Tobía Reserva Blanco 2015

– Alma de Tobía Tinto 2015

– Alma de Tobía Rosado Fermentado en Barrica 2018