Pequeña historia de la Sidra en Francia

Se considera que en el siglo I, los galos ya elaboraban sidra en el Noroeste de Francia de la misma forma que los romanos lo estuvieron haciendo hasta el siglo III, pero existen datos históricos documentados, reinando Carlomagno  en el siglo IX, donde se ordenaba la plantación de manzanos en Bretaña y Normandía para que existiera un suministro de sidra suficiente para sus ejércitos. También se menciona durante la época en que el normando Guillermo el Conquistador reclamó el trono de Inglaterra después de la batalla de Hastings (1.066) que la sidra era una bebida ampliamente consumida en el clima frío y nuboso de Normandía donde el viñedo no era viable.

La sidra fue un pilar en Francia durante el Medievo. El agua era impura y a menudo no apta para beber en pueblos y ciudades. Cuando la peste golpeó repetida y  duramente la zona entre el siglo XV y XVIII los aldeanos optaron por beber sidra en vez de agua. Incluso los niños la bebían ya que era mucho más segura que el agua.

Ya a finales del Siglo XVIII y hasta la primera mitad del siglo XX la sidra fue una bebida muy popular en Francia. Durante este periodo era una bebida de consumo familiar que bebían los obreros de las granjas  y que en contadas ocasiones los propietarios vendían a los bares y cafés de los pueblos vecinos.  Estas sidras comenzaron a envasarse en botellas tipo Champagne llamándose entonces “Cidre Bouché” o sidra taponada.

Durante la segunda guerra mundial  los cultivos fueron totalmente destruidos y una vez finalizada la misma, los campesinos se esforzaron por recuperar sus huertos. Fue en este momento cuando el Gobierno francés reconoció al Pays d’Auge  -pequeño territorio dentro de Calvados- como “Appellation d’Origine Contrôlée” (AOC).

A finales de 1960 existían en la zona 1 millón de hectáreas de manzano plantadas. Esta área ha ido disminuyendo hasta las 146.000 Ha. actuales con cinco millones de árboles, dedicándose  el resto a cultivos más rentables para los granjeros.

A pesar de esta drástica disminución, la elaboración de la sidra cuenta con buena salud en este  momento en que los jóvenes están volviendo a trabajar con renovados esfuerzos las granjas de sus padres y abuelos continuando con  una tradición importante para Francia.

Algo parecido al movimiento que está sucediendo actualmente en el vino en España

De estos productores, el próximo viernes 18, tendrá lugar una interesante cata representativa de sidras Normandas Y Bretonas, así como de su primo destilado Calvados de la mano de D. Eugenio Quintana Morillo, Importador de estos productos para España en representación de la empresa Gourmandin.

La citada cata será de los siguientes productos:

  • Sidra Normanda Brut Côte de Grace Manoir D`Apreval.
  • Sidra Normanda Moelleux Côte de Grace D`Apreval.
  • Sidra Normanda Semiseca Cuvée Saint Georges.
  • Sidra Bretona Brut Loic Raison La Cuvée des Boulangers.
  • Sidra Bretona Dulce Loic Raison La Cuvée des Boulangers.
  • Sidra Bretona Brut Loic Raison La Cuvée D`Armorisque.
  • Calvados Pays D`Auge Reserve.
  • Calvados Pays D`Auge  Grande Reserve.