LUIS OLIVAN ENTRE GARNACHAS

La garnacha avanza con fuerza en las mesas de todo el mundo, Madrid tiene un gran potencial de esta uva y sus vinos cada día gustan a más a los de aquí y a los de más allá. Hoy os llevamos con este relato a conocer un poco más el trabajo de Las Moradas de San Martín (D.O. Vinos de Madrid), nos ilustraría sobre ella y su forma de elaborar vinos Luis Olivan Villobas, responsable comercial de la bodega.

CAMINO-A-LAS-MORADAS-AMS

Debemos subir por un autentico camino de montaña para llegar a la bodega, eso le da al viaje un sabor especial. Pinos, jaras, sabínas, y arbusto bajo hacen de este territorio el habitat de una gran fauna donde no faltan los conejos que aparecen saltando a pocos metros de nosotros cada minuto. Nos encontramos muy cerca de Gredos.

GARNACHA-DE-LAS-MORADAS-AMS

Abrazadas por esta autóctona vegetación de campos y montañas de Madrid nos dan la bienvenida las viñas de garnacha de Las Moradas de San Martín. Presume esta bodega con justicia de ser la primera bodega de esta zona que apostó por el potencial de la Garnacha para la elaboración de vino de alta calidad, desde entonces trabajan para integrar los viñedos que estaban desapareciendo por abandono. Estamos por tanto ante un atractivo proyecto de recuperación de tierras de cultivo y de uva autóctona que se hubiera perdido de no ser por esta bodega. El ejemplo lamentable lo tenemos a un metro de sus campos de vid donde podemos ver otros cultivos abandonados donde las viñas ya están muertas, sus propietarios las han dejado morir.

uva-garnacha-de-las-moradas-de-san-martín

Cuando realizamos nuestra visita andaba muy retrasada la uva, los fríos nocturnos de esta zona y un año donde el verano empezó inestable no permitieron a la uva estar en su crecimiento lógico.

RACIMOS-DE-UVA-GARNACHA-DE-LAS-MORADAS-AMS

Si mostraban las cepas racimos sanos y con gran potencial que esperemos deriven en una buena recolección en este territorio de garnacha vieja.

LUIS-OLIVAN

Nos contó Luis que Enate quiso en este territorio crear una explosión de elaboración de vinos con estas garnachas viejas, Madrid en los tiempos de nacimiento de esta bodega no consumía sus vinos y ellos pensaron que sería una evolución lógica. Telmo Rodríguez es el primer enólogo que trabajó en esta zona. A continuación la enóloga Isabel Galindo comenzaría a trabajar en los viñedos con Enate.

SUELOS-DE-LAS-MORADAS-AMS

Suelos pobres de bajo nivel de fertilidad, profundos y de buen drenaje. Este tipo de suelos hace que en años de sequía la planta sufra. Veranos sin agua producen baja producción. Aquí plantas de 40 años luchan en un duro territorio que la erosión y las lluvias ha modelado en el tiempo. En el viñedo conviven plantaciones nuevas y viejas de más de 80 años.

LAS-PIEDRAS-DE-LA-SIERRA-DE-MADRID-AMS

La Moradas trabaja en cultivo ecológico que requiere un cuidado extremo y un control de la planta constante. Su territorio está vallado para evitar que los muchos ciervos, corzos y gamos que habitan en esta zona no acaben con la uva. La vendimia natural y el respeto al medio ambiente son características de esta bodega.

Se elaboran sus vinos por parcelas, tres vinos diferenciados claramente por la uva de cada una de sus parcelas.

LA-BODEGA-DE-LAS-MORADAS-AMS

Las Moradas de San Martín genera en sus campos entre 50.000 y 60.000 kilos de uva que producen entre 40.000 y 60.000 botellas. Sus vinos se fermentan con levaduras autóctonas propias, que aquí son fuertes debido a que el territorio no es atacado con productos químicos.

La uva se trata en mesa de selección, se despalilla y se quita el raspón. Se hace una maceración semi-carbónica con granos enteros para que haya mucho carbónico en la primera fase con el deposito bien tapado.

El mosto pasará a los depósitos a los pocos días, la fermentación arranca en ellos gracias a las levaduras. La fermentación produce calor y desprendimiento de gas carbónico. Cuando la temperatura pasa en los depósitos de 33 o 34 º tiende a volatilizar los aromas mas finos, es conveniente utilizar entonces un sistema de paso de agua fría con unas tuberías que van pegadas en los laterales de los depósitos para bajar dicha temperatura.

A los 20 días se obtiene el vino en rama que tendrá que pasar a la fermentación maloláctica.

BODEGA-DE-LAS-MORADAS-AMS

Todos su vinos pasan por barrica. Las barricas nuevas son usadas inicialmente por el vino más destacado de la bodega y van pasando a los siguientes vinos en el tiempo.

BARRICAS-DE-LAS-MORADAS-AMS

Las barricas de roble tostado medio en su interior estabilizan, dan aroma y suavizan la potente garnacha. Esta garnacha tiene una acidez excelente con ph bajo.

LUIS-SACA-EL-VINO-DE-LAS-BARRICAS-AMS

Luis nos permitió descubrir la evolución que están teniendo sus vinos en el interior de la barrica, un potencial que queda claro en boca y nariz. Después de la barrica serán redondeados en la botella donde adquirirán su personalidad.

También nos contó Luis que están pensando en trabajar con uva albillo próximamente para producciones pequeñas. El albillo aquí se produce muy poco.

SENDA-2009-AMS

Tiempo de cata, pasamos a la zona de degustación de los vinos embotellados. Comenzamos con Senda 2009.

vino-senda-2009-las-moradas-AMS

Muestra su color rojo rubí brillante y vivo con lagrima densa. En nariz descubre su madera bañada en frutos rojos con notas balsámicas, de ahumados, menta y destacadas puntas minerales. En boca equilibrado y con buena acidez. Al final su fruta roja se manifiesta con notas marcadas de agradable menta y donde la madera acompaña.

JAVIER-TOMEO-SENDA-AMS

Ilustran la sala de cata las distintas dedicatorias y firmas de famosos que han definido los vinos de la bodega, Senda fue calificado por el escritor y dramaturgo Javier Tomeo. Tomeo nació en Huesca y murió en Barcelona el pasado año 2013. Doce libros y varias obras de teatro quedan en esta insigne dedicatoria y firma.

VINO INITIO DE LAS MORADAS

Nuestro segundo vino a catar es Initio 2007, de color rojo picota con ribetes granate. En nariz encontramos pasas, regaliz, cacao, mora y notas de plantas aromáticas silvestres con toque mineral. En boca complejo con marcada presencia mineral y aromática.

dedicatoria-inito-2007-ams

El manuscrito que aparece en la etiqueta de este vino corresponde al inicio del relato BRINDIS, escrito por Marta Rivera de la Cruz (Lugo, 1970). La periodista y escritora cuenta con siete novelas escritas además de ensayos, libros juveniles…

VINO-LIBRO-SIETE-LAS-LUCES

Para terminar nuestra cata probamos Libro Siete. Las Luces, también de un color rojo picota, destacando en boca su mineralidad, muy balsámico, notas de trufa negra y pimienta blanca, regaliz negro, frutos del bosque con clavo y anisado suave, el recuerdo del tabaco también está presente. Un sorprendente vino para  sentirse orgullosos de la garnacha madrileña y del trabajo de esta bodega.

DEDICATORIA-ÁNGELES-CASO-VINO-LIBRO-SIETE-AMS

La dedicatoria que aparece en la etiqueta corresponde a un fragmento del relato LA LUZ DEL ENANO, escrito por Ángeles Caso (Gijón, 1959). Con un buena colección de obras publicadas esta licenciada en Geografía e Historia ha trabajado en diferentes medios TV y radio e instituciones culturales.

VINOS-DE-LAS-MORADAS-SAN-MARTIN-DE-VALDEIGLESIAS

Terminamos nuestra cara en la bodega, Luis afirma que estos vinos están creados para comer con ellos, así que ponemos en práctica su teoría y nos vamos a comer.

HACIENDA-LA-CORACERA-AMS

El lugar elegido por Luis será el Restaurante-Hotel Hacienda La Coracera, un espacio decorado como una bodega con grandes tinajas y ladrillo visto, situado en San Martín de Valdeiglesias.

INITIO 2007 EN LA COMIDA

Comenzamos con INITO 2007

SALMOREJO

Acompañado de un salmorejo

VINO-INITIO-2006

Para continuar con un INITIO 2006

BACALAO-A-LA-BILBAINA

El siguiente plato sería un bacalao a la bilbaina

LIBRO-SIETE-2007-VINO-AMS

Y terminamos con un Libro Siete. Las Luces 2007, sin duda Luis tenía razón, los vinos se expresan en boca de forma muy diferente cuando comes con ellos, potencian el sabor de la comida y ensalzan los aromas del propio vino.

CARRTERAS-DE-SAN-MARTÍN-DE-VALDEIGLESIAS

Es hora de marcharse, en boca guardamos el recuerdo de tan magnifica garnacha, en los ojos el recuerdo de estos bellos montes y viñedos, ahora seguimos disfrutando en la carretera de sus frondosa vegetación que perdura en la zona.

Nos quedamos con la definición de Luis de esta pequeña bodega, “un proyecto romántico” que gracias al apoyo y fuerza de Enate se puede permitir producir estos vinos de pequeña producción tan especiales y singulares que dan orgullo a los vinos de Madrid.